El pasado mes de Mayo, se inauguró en el centro de la Ciudad de México la exposición Entre el silencio y el canto de Paulina Jaimes, artista contemporánea mexicana que nos concedió una entrevista con el fin de dar a conocer su trabajo.

 

Después de perdernos entre metro, taxi, lluvia y gente que olía como a pasuco mojado…llegamos a la galería de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, fuimos las primeras personas en llegar y de ahí se soltaron todos los demás!

 uno

Cada una de las obras de Paulina reflejan algún aspecto de su personalidad, algo que la identifica como pintora y un detalle de lo que hay en su alma y espíritu: “…esta exposición se dió a partir de eso, de preguntarme quien soy yo y por qué estoy parada ahorita aquí, a pesar de que todo lo que pasa en México, por qué me tocó vivir en este momento y saber cómo nos enfrentamos todos a esta realidad, esa es una necesidad espiritual de encontrar bases dentro de uno para poder estar lo más tranquilos posibles a pesar del caos en el que vivimos.“

 

Los cuadros de esta exposición ofrecen en su mayoría el documento real de las personas que han rodeado a Paulina recientemente, al prestarse a este “jugueteo” -comenta la artista- cada uno se está determinando como ser y eso los ayuda a transmitir sus sentimientos a través de sus expresiones faciales, para que nosotros como espectadores entendamos la realidad que ellos están viviendo en este momento.

 

Podría decirse que tiene tendencias realistas y que nunca pinta retratos idealizados como los que usamos en Facebook, sino que muestra la manera de ver su entorno y el lugar en el que le tocó existir a esa persona, todo lo que puede transmitir a través de su mirada, puede ser plasmado por Paulina Jaimes .

 tres

Jaimes es el lazo entre la idea y el espectador, trata de mostrar lo vulnerables que somos en cada una de las etapas de nuestras vidas, a pesar de ser adultos, algunos de sus modelos están cubiertos de una masa roja que representa los líquidos amnióticos y la placenta de nuestras madres, al crecer, nos hacemos más fuertes y más antipáticos con nuestro entorno, sin embargo, todos seguimos siendo vulnerables a cualquier cosa que pueda distorsionar nuestra manera de vivir y de pensar. La masa roja no representa para nada una herida, a pesar de estar envueltos en ella, ningún cuadro contiene violencia, la sangre no proviene de una herida ”…al contrario, es una sangre biofílica, a favor de la vida.”

 

Un artista es aquél que produce arte, el arte es algo que pueda transmitir una idea y eso es algo que se logra con disciplina, con determinación y sobre todo con ganas de dar a conocer lo que uno tiene en mente. La exposición Entre el silencio y el canto ha servido de apoyo para Paulina para seguir profundizando en sus temas, en sus pinturas y como persona en su vida cotidiana: “realmente lo que me interesa es poder seguir profundizando con mi trabajo y que pues la gente se conmueva, que vean más allá de lo que parece ser que no es nada agresivo, al contrario que tiene un trasfondo y que puedan observarlo.”

 dospuntouno

Le preguntamos a Paulina qué es lo que pensaba del arte en nuestros tiempos: “ la verdad es que hoy tenemos una concepción del arte y del artista muy equivocada, parece que cualquier persona puede hacer arte y la verdad es que no. Ser un artista es una profesión que requiere de mucha disciplina y de agarrarse con todo lo q conlleva: es de respeto y de ética lo que uno hace y lo q uno ama.

 

Ha sido mucho el aporte que ha logrado Paulina a través de sus obras, por impactar y concientizar a las personas que habitamos en nuestro país, que entendemos la situación actual y que queremos que cambie: …”quiero entender que desde la disciplina que tengo, el cómo asumo mi postura, lo que digo y cómo me acerco a los temas la manera de desarrollarlo dentro de la técnica ya empieza a ser una enseñanza para gente que igual está dentro de este camino, una mirada diferente esa es mi contribución y si puedo mover un pensamiento desde el inconsciente, mover, generar y motivar pues qué chingón porque la verdad estamos en un mundo y en un momento donde estamos muy insensibilizados y necesitamos eso, de tener esa noción de sorpresa y ya cada vez menos nos sorprenden muchas cosas.

 cinco

Personalmente, me identifiqué con las obras porque entiendo de carne propia la desensibilización que estamos viviendo en estos tiempos, si vemos algo tan repetidamente llega un momento en el que ya no nos sorprende, creemos que no hay nada nuevo bajo el Sol, y tal vez no es bajo él en donde debamos buscar…

 

Si alguien tiene ganas de dedicarse a cualquiera de las artes, Jaimes recomienda que lo tomen en serio y sean muy disciplinados, es algo que uno ya trae dentro, sólo es cuestión de encontrar en lo que mejor te desenvuelvas y lo que te haga más feliz, en cuanto lo tengas: adelante!