Sabemos que en estos tiempos ya es peligroso salir a la calle, traer audífonos, subir fotos con tus pertenencias o datos personales a redes sociales, y hasta trabajar; existen miles de oficios que pueden afectar tu salud, desde estrés o enfermedad hasta una parálisis y hasta la muerte. ¿Te imaginas si fueras un  desarmador de bombas? Cualquier cosa puede pasarte en cualquier momento, millones de personas en el mundo mueren a causa de accidentes en un día, pero ¿Qué tal si tuvieras que vivir a diario con la convicción de que puede ser tu último día de vida porque así es tu empleo?  

 

De acuerdo con estadísticas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) mueren aproximadamente 2.3 millones de personas en el mundo debido a accidentes de trabajo. Te pondremos algunos ejemplos.

 

Seguro te has puesto a pensar en qué tan difícil puede ser trabajar en una construcción, y vaya que sí lo es, puede caerte un pedazo puntiagudo o pesado de cualquier material, ser aplastado por alguna máquina, caer desde un lugar alto o un sin número de posibilidades que pueden dañar tu salud. También, por ejemplo, las empresas químicas manejan muchas irregularidades con sus empleados y se han dado casos de enfermedades de todo tipo a causa de inhalación de elementos tóxicos, o sea, sólo por estar ahí, vendiendo tus servicios (y tu salud) a cambio de unos pesos y una “vida” digna.

 

Otro de los empleos más escabrosos es ser pescador o cualquier parte de la tripulación de un barco pequeño, aunque no suene muy cabrón salir con tu lanchita en espera de unos peces, estando en altamar pueden cambiar muy fácilmente las condiciones del clima, puedes hundirte, ahogarte, pegarte y todo lo que termine en arte que sea peligroso.

 

También, casi por obviedad, los guardaespaldas y policías juegan un papel importante en la sociedad, considerando que los guardias de seguridad privados están ahí por una razón, nadie se contrata uno nadamás porque sí y el riesgo se encuentra desde todos los ángulos, en cuanto a los policías la tienen más difícil, sean “buenos” o “malos” en cualquier momento te puede tocar un loco que le ponga fin a tu recorrido en este mundo.

 

En un informe publicado por la OIT, son mencionadas cuatro medidas clave  para la supervivencia y reducción de riesgo en tu trabajo, son las siguientes: Utilizar siempre equipos de seguridad profesional, proporcionar métodos de trabajo seguros y eliminar los riesgos desde su propio origen.

 

Trabajo que también debe ser reconocido es el de los periodistas y comunicadores, en los últimos 16 años se han registrado 122 muertos y 25 desaparecidos en diferentes partes de nuestro país, de los estados más peligrosos son Veracruz y Chihuahua con 18 difuntos en cada uno, les sigue Tamaulipas con 13 y Guerrero con 11. Son muchas las razones para agredir a un periodista, a diario reciben amenazas de políticos y corruptos que no quieren que el público sepa la verdad, nuestro deber como profesionales es informar de los acontecimientos en la cotidianeidad, sean buenos o malos, pero si parte de esta informacion afectara directamente  a aquella persona con poder, no dudaría en trasgredir al individuo.

 

Sin importar cual sea tu profesión u oficio, es mejor que hagas lo que te mantenga feliz y siempre activo, que no te aburra ni termines odiándolo, si tienes alguno de los empleos de éste artículo vive con cuidado y disfruta cada momento que tu trabajo te da y si no te gusta, no lo hagas! Dedícate a algo diferente.