Romina Pons, aun no llega, ¿la puedes esperar?, No tarda.

Cuando se va por la entrevista de alguien en particular, no existe nada que hacer ante este tipo de cuestionamiento. Uno se espera y punto. No dice –Despues vuelvo- -Dígale que vine- -Mañana regreso-, se toma un periódico, una revista o algo con que pasar el rato y aguardas.

Tomé asiento, revisé una revista, miré la hora en el celular y esperé que el tiempo pasara rápido.

Entrar al Instituto Mexicano de la Radio (IMER), me causó una disonancia visual; nada de lo que  imaginé escuchando la radio es parecido, no se acerca a la realidad. El mobiliario del IMER es opaco y sin brillo, teñido por diferentes intensidades del color café, gamas que ha ido adquieriendo por el tiempo y el descuido, tiene sobre su estructura el sello personal de la burocracia rancia y los malos manejos gubernamentales.

Las discordancias visuales siguieron. Tenis rojos sobre alfombras oscuras, bermudas floreadas en contraste con cortinas lisas, saliendo de una de las oficinas.

Pregunté a quien pertenecian esos tenis y esas bermudas. –Es Alan Zuko- me respondieron, el locutor de “El Oasis”.

***Paraje Idílico

“El Oasis” es un paraje idílico al cual todos anciamos llegar en busca de abundancia y salvación. “El Oasis”, para su creador en el espectro sonoro de la frecuencia modulada (FM), -Es el lugar donde te puedes refugiar del caos citadino- nos comenta Alan.

Sentados en un pequeño sillón, a la puerta de la cabina de Reactor, conversamos.

Alan: -Antes de salir de la escuela comencé a buscar en donde poder colaborar y lo hice para la Revista Kuadro,se acabo el dinero para seguir finaciando el proyecto y se dejó de imprimir.- (Me resulta conocida esa historia mientras escribo para esta web, solo que Revolta, jamás ha tenido dinero, por lo tanto, si somos optimistas el dinero nunca se ha acabado).

A: -Escuchaba Reactor, sin tener como objetivo ser locutor. Pensé en estudiar medicina y terminé estudiando Ciencias de la Comunicación. Entré de servicio social a la estación, para mi fortuna, en un momento de cambio. Mis primeras intervenciones fueron en un horario dificil, seis de la mañana, con Jergas. Estar con Jergas me fogeo un montón. Como radioescucha que soy, fue un sueño llegar a Reactor-.

***Reactor es un medio que se debe preservar por el amor a la música.

 

El Oasis es un programa que se debe escuchar con bermudas y tenis, aun si te encuentras en la oficina, en el auto, o en casa; por lo menos es así como Alan transmite este programa. El inicio del programa es peculiar, cada mañana en punto de las diez suena Freedom sounds” de The Skatalites como primera canción. Apartir de ahí los ritmos frescos comienzan a desparramarse por el espacio sonoro de la capital, ritmos como reggae y el ska son reproducidos para goce y disfrute del cuerpo.

A: – Me emocina lo que esta pasando con la música, existen proyectos que deben escucharse, que suenan muy bien, que aportan algo. En el programa que conduzco intento hacer eso, colaborar para que los proyectos que estan bien realizados lleguen a mucha gente. Intentó llevar cosas honestas y de cálidad y se que tengo esa responsabilidad. Es por eso que me apoyo con proyectos como Plop Radio que apoya al talento local y esta gestando cosas bien echas y con mucho talento.-

Revolta: ¿Qué escuchas en este momento?

A:-Estoy escuchando RadioHead (risas) era tan popular y todos hablan de ellos, que nunca me di la oportunidad de escucharlos. Trato de escuchar todo lo que me cae en las manos o me recomiendan; mucho de lo que yo conozco es recomendación que mis amigos me hicieron tomandonos una cerveza.-

R: ¿Qué has disfrutado de tu estancia en Reactor”

A:– Ver las bandas en vivo y conocer a personas que admiro. Trabajar con ellas es increíble.

R:-¿Por qué debe prevalecer la radio pública?

A:- En la radio pública se trabaja más por amor que por dinero, al ser la radio pública parte del gobierno, debes de ser lo más honesto posible con las personas que te escuchan, debes de quitar el estigma de la mentira que las dependencias de gobierno tienen.

R: ¿Cuáles son los proyectos nuevos que te estan volando la cabeza?

A:-Vaya Futuro, su sonido me encanta, tiene algo de sicodelia y pasajes bien interesantes en su música, el disco de los “vaya” se llama “Perro verde y triste”, escuchenlo-

Luego de platicarnos de su primer concierto, un masivo de ska, en el cual terminó con una reseca comparable a 20 speed mosh salvajes, Alan se despidió, regresó a su oficina de poco brillo a contestar emails que se habian acumulado mientras platicabamos. Al final, lo que entendí es que el Oasis se puede transportar por la ciudad, viajando en forma de ondas sonoras o al decidir tomar un respiro y disfrutar la ciudad con tenis rojos y Bermudas floreadas.

Si lo que buscas en recorrer las calles de la ciudad en chanclas de pata de gallo, coco con ginebra e imaginar a los transeuntes con bikinies de colores y escotes descarados, sintoniza 105.7 del FM y recuerda,  la música siempre resiste