Mónica Porras es una diseñadora nacida en Durango. Una chica que experimenta con la docencia, impartiendo clases de diseño gráfico, pero el amor que tiene por las artes plásticas la lleva a jugar con materiales, formas y figuras.

“Comencé haciendo calaveritas, catrinas de cartonería; en aquella época me dedicaba a la docencia a nivel universitario en el área de diseño gráfico, de interiores y de modas; y mi hobbie era hacer las catrinas y calaveritas.”

_DSC0015

Revolta: ¿En qué etapa de tu vida es cuándo decides crear “Muy Monas”? ¿qué te orillo, qué eventos sucedieron?

Mónica: Todo salió como un juego, me dedicaba a la cartonería; hice un collar, pero lo hice para mí, lo use y de ahí empezaron a surgir las ventas. Mis alumnas me pedían que les vendiera uno; de ahí empezó a surgir la necesidad de producir más. En realidad no fue algo planeado.

R: ¿De dónde el nombre?

M: Pues al principio eran monitas impresas –Frida Khalo, calaveritas, catrinitas, etc.-; pero el nombre es también por el juego de palabras que surge, porque quien lo usaba pues se veía “muy mona”. Se adaptó padre.

 “Muy Monas” se caracteriza por ser muy mexicano, teniendo imágenes impresas en dijes como la cara de Frida Khalo, calaveritas y muñequitas en forma de catrinas; Mónica Porras nos explica de dónde sale la inspiración para hacer una marca con un sabor muy mexicano.

“Siempre he sido admiradora de las costumbres y del arte mexicano. La parte de Frida Khalo es por el orgullo que le tengo, también pienso que Frida y Diego es una manera representativa de México –representando al amor, a ese amor tan polémico que tenían-, a demás de que me encantaba el estilo que ella tenía”

Y sabemos que la artesanía mexicana moderna es el boom hoy en día, es la idea millonaria de muchos jóvenes emprendedores, pero ¿qué hace diferente a “Muy Monas” de las demás marcas?

“Siempre trato de ponerle un sentimiento al collar, al anillo, lo que se adquiera… Algo poético, que tenga como un alma, por eso siempre tienen al reverso una frase, un poema o algo que no sólo es vistoso, sino con sentimiento. Creo que ese tipo de detalles cambia al adquirir la pieza; lo noto en la expresión de la chica, le gusta la imagen, pero cuando le da vuelta al medallón y lo lee se convence de que tiene que ser de ella.”

R: Podrías mencionarme una canción, una película o algún libro que sea importante en tu proceso creativo.

M: Escuchar Caifanes y Héroes del Silencio; rock ochentero no solo en español, también en inglés; ver conciertos, es lo que más me inspira cuando estoy en mi taller trabajando.

R: ¿Qué materiales usas y cuál es tu técnica?

M: Las ilustraciones las hago con pinturas acrílicas, oleos y lápices de color; después las digitalizo, les doy una arregladita, se imprime y las cubro con poliéster para encapsular. El material es latón o pewter. Todos los accesorios se hacen con porcelana fría y se pintan también con pintura acrílica y con oleos.

Los bazares han ido creciendo con la gran demanda de micro empresas artesanales mexicanas que han ido surgiendo a través de los últimos años. No sabemos si son redituables, no sabemos si las rentas son justas y las ventas son buenas, pero afortunadamente a “Muy Monas” le ha ido muy bien en estos comercios independientes.

“Yo espero que sea el comienzo del comercio justo de la moda, tal vez no sea tan justo, pero es una ventana para nuevos valores. Veo mucha gente joven con ideas geniales; pienso que con un pequeño impulso pueden llegar a crear algo muy bueno. Igual la gente esta viendo esa posibilidad de comprar diseño mexicano, porque aquí hay mucho talento y calidad. Ojala que si surja algo bueno de todo esto.”

R: ¿Qué pasa con los bazares? ¿Es un precio justo?

M: El precio siempre está bien, hay bazares mucho más económicos –por la zona y el tipo de gente que se acerca a dichos bazares- pero en estos la venta es incierta; yo creo que el precio si es justo. Hay un punto en contra, que es el regateo, me ha tocado muchas veces ser víctima del regateo –y ya con ganas de que me lo lleve, ¿cuánto?- me dicen.

R: ¿Cuáles son los bazares más fuertes por ahora?

M: Yo creo que “El Pasaje Bazar” que está ubicado en el Zócalo, “Tráfico Bazar”, “Tribu Bazar” y “Bazar Fusión”, a este no ido a vender, solo a comprar.

R: Menciona tres proyectos que te gusten que hayas visto en esos bazares

M: El primero sería “Chulada”, que son blusas sublimadas de Frida Khalo, pero lo bonito es que tienen florecitas bordadas. “Bamboo World”, es algo diferente; son pensamientos de superación impresos en tazas, posters, etc. Zapatos, sería la tercera; hay muchísimos que no recuerdo ahorita el nombre de alguna marca, pero los veo y son modelos que en una zapatería no encuentras, son únicos.

R: ¿Hasta dónde quieres llegar? ¿Cuál es tu tope?

M: En realidad no tengo topes, primero quiero ser reconocida en México, estar en tiendas grandes o tener mi propia tienda de “Muy Monas”; pero también me gustaría ser reconocida fuera de México, tengo mucha suerte con la gente extranjera.

Finalizamos la entrevista pidiéndole a Mónica que nos dijera una frase que nos inspirará. Nos dijo las dos siguientes: “Cuando mi voz cambie con la muerte, mi corazón te seguirá hablando”. “No somos inmortales hasta el primer beso y la segunda copa de vino”.

“Muy Monas” es una nueva alternativa de usar, regalar y recomendar accesorios. A demás de apoyar el talento underground mexicano artesanal que está emergiendo.