Gisela Ochoa

Revolta: -¿Cómo defines ser libre?-

Gisela Ochoa:  -Es poder sentir que vuelas, es  hacer lo que sientes sin que nadie te detenga.- La respuesta es acompañada de una gran sonrisa y un movimiento de la mano que acomoda la  arracada de la nariz de manera constante.

Las copas de los árboles por esta temporada del año cobijan con su sombra, sombras de verdes intensos y personas a su resguardo.  Todos pasean.

G: -El día de hoy voy a realizar la foto de un chico Colombiano que viajó hasta México en su bicicleta y ahora va de regreso a su país- Me comenta Gisela,  mientras observa su celular para verificar la hora y cerciorarse que no tenga una llamada de quien espera.

El murmullo dominical es la música de fondo, familias paseando es el paisaje, y el aderezo los payasitos gandayas de Chapultepec. ¿Qué seria de Chapultepec sin los payasitos que alburean y faltosean a su público? Solo árboles y un lago verde.

R: -¿A qué edad aprendiste a andar en bicicleta?-

G: -A los 5 años tuve mi primera bici y mi papá fue quien me enseñó –
Al terminar la entrevista se que esa primera bicicleta era de color amarillo con negro y que 20 años después, es la que más recuerda.

R: -¿Cómo le explicarías  a una persona  que nunca ha andado en bicicleta la sensación de subirte a una bici?-

G: -Es mágico- Una vez más aparecen los ojos que se encienden al hablar de libertad-  Andar en bici te deja sentir que vuelas, que nada te puede detener,  que puedes llegar hasta donde tu quieras, es darte cuenta,  sin importa que tan lejos este la meta, que  puedes llegar si así lo quieres. Eres tú el que le da vida al vehículo. No dependes de nadie. –

_DSC0007

#Agusto. Gisela Ochoa

***

Gisela Ochoa, es la creadora del proyecto “Todo lo que somos” Radiografía ciclista de México, con el cual durante tres años ha retratando a ciento cincuenta y tantos (como ya perdió la cuenta, eso me dice) ciclistas urbanos, con la meta de llegar a doscientos, y así convertirse en un libro que resume  201 vidas, si sumamos al compendio, la vida de la autora.

R: -¿En qué momento de tu vida se vuelve relevante la bicicleta?

G:-Hace 3 años hice un viaje a Europa y conocí a unos chicos que andaban en bicicleta. Luego regresé a México.

En Europa viví una experiencia muy fuerte y regresé con una depresión súper grande.-

No ahondo en el tema, pero sé que no existe nada más trágico que el amor; sentimiento que nos devasta y nos hace ponernos de nuevo en pie, lo único puro del amor es que nunca aprendemos, o eso es lo que concluyó después de ver a Gisela y a Ro (su novio) al trabajar juntos  en la sesión que minutos más tarde van a realizar.

G:-Subirme a la bicicleta comenzó como una auto-terapia. Cuando me di cuenta que realmente funcionaba, en ese momento comencé a llevarlo como un modo de vida.-

R:¿Cómo surge tu proyecto “Todo lo que somos”?

G:-“Todos lo que somos” Radiografía ciclista de México, comenzó cuando recibí una invitación de los amigos que conocí en Europa, querían realizar una exposición de ciclistas de todo el mundo. La pregunta que me hice fue: ¿Cómo le hago para que la gente sepa que la foto que esta viendo, es de un ciclista Mexicano?.

Se me ocurrió hacer una toma cenital donde la gente saliera con sus objetos. Quería que las personas que vieran la fotografía pensaran “Esta persona anda en bici y mira, en México leen a tal autor, mira escuchan la música que es de nuestro país,  mira ellos cargan con fruta en su mochila. Mi plan fue que en la foto, la gente pudiera poner todo lo que los representa, todo lo que son,  lo que les gusta, quería que vieran más allá. Quería que vieran que somos  más que un ciclista con una mochila.

Radiografía ciclista de México, fue el slogan que surgió porque un chico me dijo, que parecía que estaba viendo dentro de él. Ese es el slogan que acompaña el nombre del concepto.

Todoloque

R:¿Cuáles son los planes para “Todo lo que somos” Radiografía ciclista de México.?

G:-Lo que quiero es poder crear una colección de 200 fotos para hacer un libro y una exposición, donde la gente pueda ver que los que andan en bici no solo son ciclistas, son una vida. Quiero lograr crear  un poco de cultura y conciencia vial y que la gente cuide a los ciclistas, y lo segundo que deseo es conseguir que a la gente le den ganas de subirse a una bici.

Para ese momento, Julián Rojas, el chico Colombiano que viajaba de regreso a su país, llegó con todo lo que es, o al menos lo que ha sido, de un año para acá.

R:-¿Qué pasa con el testimonial de tu proyecto acerca de la vulnerabilidad de los ciclistas, como asimilas los decesos de las personas que has retratado?

G:-Eso es fuerte para mí, de todas las fotos que he tomado, un amigo ha fallecido-. Se tocó el costado del brazo-Se me puso la piel chinita- y se estremeció. Esa foto es muy bonita porque representa a la persona, era mi amigo. El día del velorio,  la imprimieron en un formato enorme.  Cuando entrabas al velorio lo primero que veías era la foto de ese güey sonriendo, súper cábula, era una súper persona.

Siempre le pido un texto a la gente que describa que sienten al andar en bici, para que aparezca en el libro la foto y el texto . El nunca me mando nada (risas), entonces ahora no se que voy a poner en su foto, no se si escribir algo sobre el o que hacer.

R:-¿Consideras que  has vivido con libertad?-

G:-Si,  mucho y eso me ha hecho muy feliz, subirme a la bicicleta fue un paso de libertad.

Te comento como es la dinámica– le grita Gisela a Julián Rojas (el chico colombiano que para esta fecha va en camino o ya llegó a su país) desde lo alto de un barandal.

Miro la escena compuesta por siete personas reunidas y distintas, tienes razón Gisela, lo único que nos hermana, es la bicicleta.

Si tienes un oficio o trabajo del cual la bicicleta sea la parte esencial y deseas participar en el proyecto “Todo lo que somos” ponte en contacto con la autora del proyecto aquí

Para estar saber más del proyecto, pueden seguir seguir las peripecias en su instagram.