Presentamos una nueva versión del video musical Take Me To Church (Hozier) que en su versión original fue elogiado por su proyección de la homofobia.

David LaChapelle dirigió esta versión en donde la estética es el punto focal. En el video,  el bailarín ruso Sergei Polunin (muy sexy por cierto) realiza una excelente danza interpretativa tratando de estar en un contexto de desnudes.

Chécalo y dinos que versión te gusta más.