Fershow Escarcega de aquí y hasta que San Juditas  lo permita, será el titular de la columna mensual “Fotografía a Go Go”, en la cuál se mostrará parte de su trabajo y proyectos de fotógrafos que lo vayan inspirando en sus pensamientos psicodélicos.  

imagen-1

Dios es una Computadora.

El ruido se va quedando aislado con cada piso que subimos. El edificio en su pequeña boca almacena partes de planchas y licuadoras,  su esqueleto se ilumina verde y amarillo  con cada escalón que avanzamos.  En el quinto piso  el ruido ha quedado atrás.

-Mi idea de vivir para siempre es ser una entidad digital y pasar mi mente a un disco duro  teniendo la posibilidad de perdurar por tiempo indefinido-.  Yo me rió estúpidamente. –  de verdad – me mira inquisitivamente- Dios es una computadora.

Ser el chico nuevo de la cuadra, siempre es difícil

Revolta ¿Porqué decides comenzar a escanearte?

Matus: – Gracias a una novela de de Phillip K. Dick,  “Scanner Darkly” ,me hizo pensar en lo que podría descubrir si me escaneaba. Así qué tome mi scanner y lo hice. Al inicio uno piensa que ha descubierto algo, que es único lo que uno hace, después te das cuentas que no, que la escanografía es una rama del arte experimental que apareció en los años 90 con la llegada  de  los primeros scanners. El problema fue que solo quedó en novedad,  pero no trascendió en la multimedia. A la escanografía todos llegan  por casualidad o por accidente y una vez que comienzas a buscar acerca del tema te das cuenta que existe un previo-.

Revolta ¿Porqué la Escanografía no ha trascendido?

Matus: -Se me ocurre que esto sucedió porque  es un arte muy primitivo, hasta donde yo lo he llevado tiene muy pocos pasos y no  puedes ir más allá, o simplemente la tecnología la rebasó-.

 

La influencia de la cultura oriental en la vida de Matus se asoma por todos los rincones de su casa. Un paraguas en forma de catana, símbolos japoneses colgados en la pared  y su primera experiencia como artista y expositor.

Matus:  –Por casualidades como al le gusta llamarlo- comencé a realizar unas pinturas estilo japonés y unas fotografías. Surgió el chance de exponer en el consulado japonés en México y esa fue como la primera puerta de una exposición fuerte.

Pero es a partir de ahí donde la oferta se vuelve fuerte, asumirte como artista visual me tuvo un tiempo sin poder dormir largo rato. En ese no poder dormir me preguntaban ¿qué era yo? y no sabía que demonios era, solo me faltaba ser acolito. Yo no estudie arte como tal, y andarte pregonando como artista  sin serlo, es delicado.

Despertar”  

No quiero ser un viejo aburrido.

Matus es egresado de la carrera de Filosofía y Cinematografía y sus proyectos se entretejen en la crítica, la curaduría experimental y la producción artística.

Revolta ¿Cuál es el discurso en tus piezas?

Matus Creo que no hay discurso. Me molesta el discurso del arte contemporáneo, me molesta tener que soplarte 12 hojas con un discurso absurdo para poder entender una piña negra o cualquier tontería. El arte para mí, es imaginativo, es figurativo. Existe una intención de autor, pero no puedes atribuirle un discurso tan amplio a una obra. El discurso no me preocupa, me preocupa el estilo.

Si lo que yo hago te transmite algo y ese algo te gusta, para mí eso es suficiente. Por el contrario, si la sensación no existió, el que fallo fui yo.

Una de las preocupaciones de mi vida siempre ha sido que no quiero ser un viejo aburrido, mientras suene más descabellado lo que voy a hacer, mejor. Me gustaría poder decir que tuve una vida interesante.

Estuve con mi novia en la foto que realizó  Spencer Tunick en el zócalo,  cuando ves la imagen final te das cuenta que las personas salen sobrando. Pensé ¿porqué no me pinte de azul o cualquier otro color?, pero seguramente me hubieran sacado y me hubieran dicho, ¡No!, tú quieres ser un individuo particular dentro de esta masa.

 

Nadie es profeta en su tierra.

El trabajo de Matus es tan disperso como los lugares donde ha presentado su trabajo. Ha participado en un libro que se realizó en alemán y expuesto en Rusia y Praga

7

Revolta ¿Cómo se dirige a las modelos enfrente de un scanner?

Matus:  –Eso es muy complicado. Necesito primero ver las proporciones de la modelo, después debo saber las medidas exactas de la modelo, y con esas medidas necesito sacar una fórmula para saber a que distancia se deben de colocar del scanner para que salga como quiero.  Se volvió como una especie de taxonomía rara.

Danza

Matus me muestra su taller donde acumula cosas con valor sentimental y trata de regresarles su utilidad y la belleza que perdieron con los años. Es un espacio compulsivo creativo donde se mezclan recuerdos, colguijes hechos con tenedores, un vestido hecho de discos de vinil, un arbolito de follaje echo con estopa y un sinfín de cosas que ha creado en ese sitio.

Regreso de  nuevo y aparece el ruido, desando el camino, pienso en que es lo que aparecería  si escaneara mi imagen, tal vez no sería valido, pues yo no me escanne por error o casualidad.

Para seguir los multiples trabajos de Matus dale clic aquí. 

Para seguirlo en su  fan page, otro clic por aquí

Texto por Noe H. Cortés