Así como a los hombres les prende la idea de que una mujer vista tacones, baby doll, algún disfraz de sirvienta o de enfermera, a nosotras también hay cosas que nos mojan de un momento a otro. Aunque sería raro decidir que cosas porque vamos de un extremos a otro. Por ejemplo que sean rudos con nosotras, dirigirlos o simplemente que nos hablen tierno.

Está comprobado que las mujeres somos más emocionales y aunque nos tachan de superficiales, a veces el físico no importa tanto si el hombre nos trata bien, aclaro, no estoy generalizando, porque todos conocemos a chicas que son todo terreno y no se la perdonan a ninguno.

Por eso aquí hacemos un top de lo que nos gusta más a las mujeres en los hombres – según encuestas de campo previamente realizadas-.

En la parte interna, emocional y espiritual concordamos en que nos gustan los hombres inteligentes, cultos y qué sepan de lo que hablan, a nadie le gustan los pendejos prepotentes que presumen y en el fondo no saben ni de lo que hablan, es importante estar con una persona que tenga temas de conversación. Hay que ser humildes hasta en el conocimiento.

Los chicos responsables tienen un punto a su favor, reflejan firmeza (oh perense) y madurez, alguien que sabe tomar decisiones incluso da señales de tener cualidades de un hombre exitoso. Y ser responsable y maduro no significa ser serio del todo, el sentido del humor es in-dis-pen-sa-ble, un hombre que es divertido hará más confortable el ambiente, además ayuda a abrir canales de confianza, ya que ante situaciones bochornosas el humor ayuda.

Resumiendo ese lado sentimental, diremos que nos atrae que sean sinceros y honestos, equilibrados pero apasionados, comprensivos, trabajadores, que tengan conocimientos de jardinería, plomería, carpintería….. está bien me dejé llevar.

Ahora sí, ¿qué nos excita de los hombres?

Insisto, lo revelado en esta columna fue preguntado previamente a mis amigas más cercanas lo que me “comentaron” fue lo siguiente.

“Me late que me den nalgadas”. Mi amiga sabe, nos encanta que nos den nalgadas (no a todas, mejor pregúntale antes de hacerlo), pero tampoco se manchen, unas nalgadas jugosas siempre son bien agradecidas  “if you know what i mean”.

“Me excitan los buenos besadores”. Eso mis queridos jugosos, es fundamental, una persona que no besa bien no coge bien, elige a una persona con la cual sus labios y sus lenguas formen una sola boca y el encuentro de salivas sea muy líquido.

“Su forma de acariciar”. A nadie le gustan los atascados que tocan como si estuvieran escogiendo fruta en el mercado –nomás magullan la merca- chicos, tómense su tiempo y sean suaves al tocar la piel de una mujer, si logras enchinarle la piel ya es buena señal 😉

“Me  encanta cuando me hablan sucio, que sean perversos y rudos”. No sólo a mi vecina la metalera le gusta eso, aunque nos mata que nos hablen y nos traten como princesas, también nos mojamos si nos hablan cochinote, claro, sin faltarnos al respeto, anótele eh.

“Me matan los que quieren complacerme”. A diferencia del porno donde las mujeres se la pasan en la chambeada para que el hombre se venga y la chava se trague los mecos, nosotras alzamos la vos para pedir justicia –jajaja- nos gusta que nos consientan y nos dediquen todas sus habilidades para hacernos llegar a la cúspide.

Cada mujer es distinta, pero todas tenemos un talón de Aquiles, si eres afortunado, con paciencia lo descubrirás, todas somos – a veces o siempre- difíciles de entender, pero el lenguaje del sexo y del amor es uno sólo.

Hasta aquí la columna (ahora quincenal), por favor si tienes más consejos de cómo te gusta que te complazcan o cómo complaces a las mujeres, escríbemelos en los comentarios.

565049_436089833166758_764574370_n