¡Año nuevo, vida nueva! La Estúpida Lluvia de Ideas llega renovada y recargada. Igual de divertida, irreverente y sin sentido, pero con un sabor más sabrosón para hacerte perder tu dichoso valiosísimo tiempo que seguramente dices tener destinado para hacer cosas de suma importancia. La Estúpida Lluvia de Ideas se pone a analizar a tus personajes favoritos de los detalles más pendejos e insignificantes -aunque unos más que otros- que te puedas imaginar. Así que sigue leyendo, porque el protagonista de hoy es…

Las redes sociales se han atascado de irrespetuosas palabras dedicadas a Bunbury, se han visto desfiles de memes publicados por un sequito de anti-Bunbury; hasta lo han llegado a comparar con el insoportable de Arjona. Pero, ¿cuándo su música dejó de ser buena? o ¿algún día lo fue?

Los años 80’s suenan que fueron gloriosos para los Héroes del Silencio, sin embargo, su separación fue inapelable. Aunque tengo entendido que para 1997, Radical Sonora -primer álbum como solista de Bunbury– no fue para nada un boom, sino todo lo contrario, los fans de HDS no estaban complacidos con el nuevo sabor que adoptó el líder de su banda favorita.

No fue hasta Flamingos -tercer album del español- que el cantante causó sensación. Y las cifras hablan por si solas, pues hasta el último año de actividad, Flamingos sigue siendo el álbum más vendido de Bunbury como solista. Yo recuerdo el material discográfico y sonaba muy bien, eran ritmos perfectos que se sincronizaban con las líricas hasta hacer una armonía perfecta. Y la verdad nunca fui  fan de hueso colorado, a veces sólo escuchaba sus nuevos éxitos por error.

Y fue hasta el 2012 que entendí que algo estaba pasando con Bunbury, o que finalmente mis oídos y gustos musicales se estaban refinando. Bastó escuchar 5 minutos de su presentación en el Vive Latino para entender toda la ráfaga de burlas en su contra. ¿Su presentación? Nefasta y aburridísima. En mis estadísticas, sólo hubo una quién lo defendía a capa y espada.

https://www.youtube.com/watch?v=xTAqGWNwipA

Entonces fue cuando volví a escuchar Flamingos y ahí, Enrique Bunbury sigue sonando bien. Pero contestame tú, ¿siempre fue realmente malo? o, en su listado de álbumes ¿tienes alguno que se rescate? o simplemente mi teoría es 100% acertada y ¿mis oídos por fin están madurando? Porque sigo sin entender qué fue lo que pasó.