Tenia como 15 años cuando pase por una de mis peores experiencias. Fui a pintar de forma ilegal con algunos conocidos la barda de una preparatoria. Ese día me lleve a mi tía, que es menor que yo, en ese tiempo ella tenia como 12 años. A mi tía la subí a un puente peatonal desde donde la podía ver – Aquí me esperas, no te muevas de aquí- fue lo que le dije. Comenzaron a pintar las personas con las que había ido, mientras yo cuidaba que no llegara la policía. Después tocó mi turno. Estaba clavada pintando cuando vi que ya estaban cerca los policías y los ojetes que tenían que avisarme ya se habían echado a correr y no me avisaron. Corrí en chinga, pero los policías me jalaron del gorro de mi chamarra y me agarraron.

Me agarraron junto con un amigo, nos subieron a la patrulla y nos llevaron a dar una vuelta. Nos pidieron los celulares para dejarnos ir pero como me sentía punk en ese tiempo les dije –A la chingada, abajo la corrupción, no les voy a dar ni madres- y así mi tía de 12 años se quedó sola, de noche, en un puente y en un lugar que no conocía. Yo, arriba de una patrulla bien paniqueada, y sin celular ni dinero para poder regresar a buscarla…  

Mi primer encuentro con el trabajo de Pides fue por casualidad y en el local de una cafetería de franquicia, que aunque son bonitas, todas son iguales y pocas veces te sorprenden, sin embargo es poco usual encontrar un árbol purpura con nubes en sus ramas que monta una bicicleta; encontrarte con algo así pocas veces pasa inadvertido.

 ¿Cómo surge el sobrenombre de Pides?

-Pues todas la chicas que en ese momento pintaban se ponían cosas muy cursis y rosas y yo no quería eso. Pides es la palabra que me gusto para no tener un nombre como Kitty, rosita o una cosa así.-

¿Cómo empezaste en el graffiti?

-Empecé a pintar cuando tenia 13 años porque mi hermano me llevaba con el-

Entrar al mundo de Pides, o de Ninibet Martínez el cual es su nombre de pila, es entrar a una realidad donde la ilustración manda y el aerosol dirige.

¿Porqué decides comenzar a ilustrar ?

-Estudie diseño gráfico porque para otra cosa no soy buena y me aburro muy fácil. En la secundaria mis compañeros me decían –hazme mi portada- porque hacia letras y muñecos. Mis maestros me decían que estudiara comunicación visual, mi hermano el mayor a quien estoy muy apegada estudio diseño gráfico, y como siempre fui graffitera pues todo me llevó hacia allá. Aunque el ser graffitera no te hace diseñador.- aclara.

-En un inicio pensé en estudiar ciencias políticas en la UNAM como todo muchachito revolucionario, pero no me quede, así que decidí, no estudiar, (risas) cosa que no fue bien vista en mi casa. Luego de las típicas amenazas de los papás , me inscribieron en comunicación gracias a las pruebas de aptitudes.- Todo me lo cuenta sentada frente a su monitor donde me enseña los primeros muñecos que realizo y como han ido mutando con el paso del tiempo.

– La pregunta que terminó por decidir mi camino me la hizo un profesor el primer día de clases -¿Por qué quisiste estudiar comunicación? Y mi respuesta fue –pues mis pruebas salieron que era buena para la comunicación y mi mamá me apuntó. Su respuesta fue –Entonces decidieron por ti-. Ahí me calló el no ¡No mames que estoy haciendo aquí! –

¿Cómo surgen tus personajes?

-Surgieron para un trabajo final de la universidad. Recuerdo que desde el inició me habían dejado ese trabajo, pero como siempre, faltaba una semana para entregar y yo no había echo nada. Aparte me regresaron como 5 veces mis personajes. A mi maestro no le gustaban. -¿Y al final cuanto sacaste?- Al final saque 9 de calificación , pero me gustaron y decidí adoptarlos para mis ilustraciones. –

La platica con Pides se mueve entre anécdotas laborales e ideologías, políticas, la situación de violencia e inseguridad en el país.

-Como soy muy impulsiva he tomado malas decisiones y mandado algunas cosas a la chingada.-

¿Cuáles son tus planes?

 En mis planes siempre ha estado trabajar en una agencia grande, colaborar para marcas internacionales, así que mi objetivo ahora es poder entrar a trabajar en aun agencia así. Además quiero comenzar a pintar bardas, pero ya no solo letras, sino comenzar a realizar un trabajo que sea más hacia el mural.

¿Cuáles son tus influencias?

 La mayoría de personas que admiro son graffiteros que se profesionalizaron como diseñadores y entro ellos están Seher, Saner, Aryz, Minos, Deahr, Neuzz y Natsu. Desde que comencé a realizar graffiti Natzu fue mi inspiración.

¿Te agrada el momento por el cual atraviesa el Street art en México?

 -Me gusta el momento que esta viviendo el Street Art en México, existen exponentes nacionales que están a la altura de cualquier persona en el extranjero.

¿Y el momento del diseño gráfico en México?

-Del lado del diseño grafico veo desempleo, veo mucha gente talentosa que no ha tenido ninguna oportunidad de poder trabajar y mostrar lo que hacen y para lo que se prepararon. Existen muy pocas excepciones que rompen esta regla. En el Street Art veo una realidad diferente, existe una mayor apertura, además de que esta cambiando la opinión y la percepción de las personas hacia el graffiti.

Vivimos en una época de apertura, donde el internet se ha vuelto parte fundamental para compartir e influenciarte del trabajo de otros.-

…Cuando estaba por entrar a la casa para contarles lo que me había pasado, y esperar el peor regaño de mi vida, mi tía venia dando vuelta en la esquina de mi calle. 

Para conocer más acerca del trabajo de Pides da clic aquí