Las ideas más estúpidas empiezan a caer, tu te mojas como si te cayera una lluvia muy tupida desde el cielo, te caen encima de todo el cuerpo y te empapan de textos sin sentido, de lo que esta moviendo a la gente, de lo que todos están hablando. La estúpida lluvia de ideas no busca caer bien, solo quiere hacerte entender que no esta mal opinar incluso de lo más estúpido con la opinión más estúpida… -un ejemplo es este texto- pero tú lo estas leyendo y de eso se trata; más o menos ese es el objetivo.

Los conciertos son divertidísimos, vives un momento que no se va a volver a repetir, a demás de que se juntan un chingo de emociones y en muchas ocasiones hasta la piel se te pone chinita. Pero ojo, porque hay una delgada línea entre ser cool y caer en lo ridículo. Por eso te armo aquí un test bien pendejo para que sepas en que categoría estás, si en 1.- cool: consigo una que otra mirada pero al final paso desapercibido, o en 2.- ridículo: consigo la mirada de todos y nunca me olvidarán por pinche cagado. Así que toma un papel y una pluma para que anotes tus respuestas y sepas que pedo.

1

Si la mayoría de tus respuestas están de lado izquierdo, ¡felicidades! eres alguien verdaderamente cool y te comportas de manera coherente en un concierto. Pero si tus respuestas están del lado  contrario y casi la totalidad de tus respuestas se sitúan de lado derecho, ¡zape, zape! no brillarás nunca en sociedad (risa, mucha risa). Si estas empatado, eres un pendejo, no tienes cura, eso no se puede en este test.

Está divertido hacer muchas cosas de lado negro de la lista -como ponernos hasta la madre, por ejemplo- pero no esta bien hacerlo en un concierto. ¡Neta!, son experiencias únicas que no cuestan dos baros, así que disfrútenlas y no la caguen, que pueden estar a punto de vivir algo que muchos no tendrán la oportunidad y cuando sean grandes, podrán contárselos a sus nietos.