Las ideas más estúpidas empiezan a caer, tu te mojas como si te cayera una lluvia muy tupida desde el cielo, te caen encima de todo el cuerpo y te empapan de textos sin sentido, de lo que esta moviendo a la gente, de lo que todos están hablando. La estúpida lluvia de ideas no busca caer bien, solo quiere hacerte entender que no esta mal opinar incluso de lo más estúpido con la opinión más estúpida… -un ejemplo es este texto- pero tú lo estas leyendo y de eso se trata; más o menos ese es el objetivo.

Ya sabes que a mi me encanta perder el tiempo escribiendo estupideces (si no lo has notado, algo estas haciendo mal). Esta vez me toca divertirme acerca de todos esos mitos y/o verdades que dicen de las mujeres o que las mujeres decimos de los hombres. Me toca mofarme un poco de mi sexo y también hacer reír un poco al opuesto. Sigue leyendo, te vas a divertir…

1.- Todas las mujeres armamos pedo.

Verdad. Existe mucha verdad en esto. En serio, puedes ser una chica súper hiper mega relax, pero va a llegar el momento en el que  explotes y mandes todo a la chingada y es ahí cuando vas a armar un tremendo pedo… Alguna vez mis amigas dijeron -mujer que no arma pedo, no es mujer- ¡cuanta razón!

2.- Mujer al volante.

Mito. Yo manejo y no digo que lo haga súper chulo, pero conozco mujeres que manejan súper bien. Y discúlpame querido lector, pero por esas 3 mujeres que conozco que manejan como Checo Pérez, esto se vuelve un mito, pues poquitas, poquitas pero marcan la diferencia.

3.- “Todos los hombres son iguales”.

Mito. Es una frase que alguna pinche vieja ardida inventó una vez para hacer quedar mal todos los hombres -seguro que terminó siendo lesbiana-, yo que soy mujer, me niego a aceptarla como filosofía de vida. Claro que no todos son iguales, y claro que no todas las mujeres los vemos por igual a todos ustedes, queridos chicos, es un súper mito.

4.- Las mujeres no miramos porno ni nos masturbamos.

Mito. A veces hacemos ambas al mismo tiempo. No nos avergoncemos, el placer es una necesidad que nuestro cuerpo pide a gritos, así que escucha a tu cuerpo y dale lo que pide (guiño).

5.- Las mujeres también ponemos el cuerno.

Verdad. Ya basta de tenernos en un pinche altar como si fuéramos unas vírgenes, de vez en cuando también somos malvadas y cuando la calentura nos viene a la cabeza, pues hacemos caso a nuestros instintos.

6.- Las mujeres tardamos horas arreglándose.

Un poco de ambas. Esta situación depende del cristal con que se mire y depende quien sea el que espere. Como ejemplo pondré mi caso: Puedo estar lista en una hora y en otras ocasiones puedo tardarme hasta tres horas y media. También depende del concepto que tu tengas del tiempo y de “que es tardarse” para ti.

7.- Somos indecisas.

Verdad. Si hablas de cosas banales no sabemos NUNCA que es lo que queremos, no sabemos si nos gustan más los zapatos en color negro o en color camel, no sabemos si nos gusta más el helado de queso o el de chicle, no sabemos si queremos ir contigo al cine o a tomar un café. ¡Es neta!

8.- Todas las mujeres somos bonitas.

Mito. Entiendo que la belleza más importante es la interior (y de verdad lo creo), todas suelen ser bonitas… ¿por qué? porque lo son físicamente o porque lo son en el interior ¿cierto? No lo creo del todo, he conocido viejas que están, físicamente, de la chingada y ni que decir de como son, que es aún peor. Aunque el gusto se rompe en géneros…

9.- Las mujeres no hablamos de sexo.

Mito. Súper mito, claro que hablamos de sexo, de penes y de todo eso. No lo hacemos todo el tiempo como nosotras lo creemos de los hombres, pero si lo hacemos constantemente y nos encanta hablar de ello, ¿o no?

10.- Las mujeres somos muy complicadas.

Verdad. Después de leer todo esto, ¿te quedó alguna duda? Danos chance y haz el esfuerzo de entendernos un poquito más, se paciente con nosotras y por fa, cuando te armemos pedo ni te quejes, cabrón, que si no lo hacemos seguro andas con un travesti.

Pues si, las mujeres somos un reverendo desmadre. Espero que con esto haya desmentido o rectificado algunas ideas que tienes de las mujeres, pero sobre todo, espero te hayas divertido.