Atardeceres Lo-Fi es un proyecto de música confeccionada de manera austera para ejecutarse en vivo, en donde se invita a los músicos a realizar presentaciones relajadas y minimalistas con el fin de difundir su música en un foro público al aire libre.

 Antes de siquiera tener un nombre para este proyecto, la música ya había comenzado a permear las tardes y los ocasos.  En un pequeño escenario, las guitarras acústicas hace semanas que suenan, los sintetizadores análogos se han mezclado con los sonidos del viento y en ocasiones de la lluvia.

El propósito de Atardecer Lo-Fi es revalorizar el espacio simbólico–cultural como el lugar donde la  sociedad se apropia de un lugar público y lo toma como estandarte de identidad y de cambio.

Para la segunda sesión de Atardeceres Lo-Fi, el clima favoreció a que la música fluyera con el atardecer. El sonido del sintetizador análogo de Brújula hizo que la primera parte tuviera una atmósfera melancólica con pasajes contemplativos. Brújula es un banda que retoma el sonido synth-pop como estandarte y logra crear pasajes contemplativos que fusionan lo electrónico con elementos de folclor y pop.

El segundo corte de esta sesión estuvo a cargo de Los Chapulines  banda originaria de Tepotzotlán que fusiona las estructuras de canciones pop,  donde las guitarras  destacan por su afinación característica de blues y sus coros son liderados por una voz suave y aterciopelada.

 Luego de esta sesión nos preguntamos ¿Por qué no lo habíamos echo antes? Y así, luego de panfletos improvisados, nombres culécos y un sin fin de cosas… estas sesiones tienen un nombre y un propósito.

 *Si desean asistir a las sesiones de Atardecer Lo-Fi, la cita es todos los jueves a las 6 de la tarde en el Inzjuve (a un costado del estadio Hugo Sánchez).
 
*Si eres músico y tienes una propuesta que deseas compartir en el espacio que brinda Atardeceres Lo-Fi envíanos tu propuesta aquí o envianos un correo a contacto@revolta.com.mx