Las ideas más estúpidas empiezan a caer, tu te mojas como si te cayera una lluvia muy tupida desde el cielo, te caen encima de todo el cuerpo y te empapan de textos sin sentido, de lo que esta moviendo a la gente, de lo que todos están hablando. La estúpida lluvia de ideas no busca caer bien, solo quiere hacerte entender que no esta mal opinar incluso de lo más estúpido con la opinión más estúpida… -un ejemplo es este texto- pero tú lo estas leyendo y de eso se trata; más o menos ese es el objetivo. 

Cuando era niña me pasaba horas frente a la televisión viendo las increíbles caricaturas que en aquellos tiempos pasaban. Como cualquier niña(o), me cagaba el momento en que aparecían los comerciales. Además de lo frustrante que resulta que interrumpan tu programa favorito y evadir los comerciales no poniendo atención, es aun más frustrante tenerlos  grabados en mi mente y hasta la fecha recordarlos. Recordarlos no es necesariamente  porque anunciaran un producto de mi agrado -bueno, no en todos los casos- supongo que el estúpido jingle cumplió su función. El Jingle es esa estupidita canción que la marca crea para que se te quede grabada en la mente y la cantes todo el pinche día. Y con estos 6 funcionó, porque a demás de cantarla, te divertías con la rolilla, haciendo bullying o cantando sin razón alguna.

1.- Triciclos “Apache”

“…Apache, Apache; dura, dura, dura, dura, dura; Apaaache…”

Un producto que causaba sensación a todos los niños, y a demás escuchar el Jingle de triciclos Apache era realmente satisfactorio, lo cantabas con singular alegría, porque estos triciclos eran la mera buena onda. Y si hoy estoy dentro de una plática y aleatoriamente escucho la palabra “apache”, juro que este Jingle vendrá a mi cabeza y cantaré “dura, dura, dura…”, como cuando veo el que esta en mi oficina, por ejemplo.

 

2.- Dulces “Vero”

“…Porque Vero es primero; Vero, Vero, Vero; Vero, Vero, Vero…”

Hace poco recordé este Jingle, cuando me vino a la mente aquella deliciosa paleta de hongo que desfilaba en este comercial y que hoy ya no existe. En mi niñez cantaba el Jingle completo, hoy solo me se el coro y una que otra parte de este cancioncita que no hubiera sido un éxito si no estuviera acompañado de la gran marcha de todas las pinches paletas Vero, estoy segura.

 

3.- Limpiador “Fabuloso”

“Fabuloso, como limpia mi fabuloso, todo queda más limpio, brillante y oloroso…”

Y fue una estrategia increíble para Fabuloso, el crear un Jingle, porque hasta la fecha en los comerciales se sigue escuchando este exitoso Jingle, con cambios y modificaciones a doc de la época y la moda. Aunque sea el ejemplo de aquellos que te aprendes sin querer, porque a mi corta dejar todo limpio y oloroso no era algo que me interesa. Este no era tan nefasto, aunque muy bueno tampoco ¡eh!

 

4.- Medicamento “Vermox”

“Si tu sientes que te pica la colita, en una de esas tienes lombrices; si tu sientes que te pica la colita, toma Vermox…”

A huevo que cuando estabas chavito, con este pinche Jingle molestabas a tus compañeritos. Esto en mi época era una gran arma de bullying, ¿apoco no? Hasta inventaron una modificación para molestar chingón “Si tu sientes que te pica la colita, metete el dedo y se te quita..” (jaja) aunque tal vez te la cantaron a ti, pero la tuviste que haber escuchado.

5.- Postres “Danette”

https://www.youtube.com/watch?v=DIIl9B2ZcE8

“Danette de Danone, listo para gozar…”

Al igual que el Jingle de Fabuloso, el de Danette también sigue vigente -igual, con sus respectivas modificaciones-. Este Jingle salió cuando ya estábamos más huevuditos, pero igual se te pegaba la pinche cancioncita. A demás de que era increíblemente cruel, como lucía el delicioso flan de Danette y como los protagonistas se lo comían enfrente de tus narices y ¿tú? babeando frente a la televisión (jaja).

 

6.- Juguetes “Mi Alegría”

“Con juguetes Mi Alegría, aprendemos y jugamos…”

Juguetes “Mi Alegría” siempre se me antojo un juguete de estos, pero cuando llegaba la oportunidad de pedirlo, creo prefería algún otro juguete o algo pasaba porque nunca tuve uno. Este jingle era muy divertido, porque aunque veía una y mil veces el mismo comercial en la televisión, cuando los morritos empezaban a cantar “Con juguetes Mi Alegría…” yo nunca cantaba a tiempo, siempre entraba después y cantaba así “…i Alegría, aprendemos y jugamos” a veces entraba un poquito antes a veces un poquito después, pero nunca a tiempo, lo cual lo hacía muy divertido, ¿no?

 

Estas son algunas de las increíbles estrategias de la publicidad, y  porque “de que funcionan, funcionan y muy bien”, como la Sección Amarilla; aunque también son nefastas -para nosotros, la audiencia- porque algunos Jingles son pésimos -por eso escogí los 6 más buena onda-, se te pegan aunque no quieras y la cantarás todo el puto día y a demás el ritmo y la letra es súper ridiculísima. Aunque pensándolo bien, tal vez así funciona: mientras más castrosa más famosa, o tal vez no; pero de algo si estoy muy segura, ¿apoco no te la pasaste cantando mientras veías los videos?