Los Indie-O Music Awards forman parte de mis premios favoritos, siempre he creído que pertenecer a una gran disquera no te hace más o menos talentoso. En los IMAS se reconoce a toda la música independiente que no sólo incluye a bandas nuevas, también compiten bandas reconocidas a lo largo y ancho del país.

Hace una semana se llevó a cabo la entrega de los IMAS, es por eso que he decidido traerles un especial para que conozcan más a cada una de las bandas ganadoras, así como el material que los hizó ganar.

Con un total de 5 nominaciones ganadas (disco rock, artista nuevo, canción del año “azul”, acto en vivo y banda del año), “Little Jesus” fue la banda que arrasó con los premios y se fue a casa con la mayor cantidad de plumas gracias a su disco “Norte”.

“La LJ” es la forma en la que los fans llaman a Little Jesus, una banda que estuvo presentándose en todo escenario que pudo durante el año pasado y que se volvió todo un suceso dentro de la cultura under del país. “Norte” es su disco debut que de principio a fin nos lleva por un viaje a través de un tropi-pop-rock lleno de romanticismo y desamor pero que nos hace bailar por toda la casa.

“Pesadilla” es la canción que da inicio a este disco, la música sabrosona parece ir en contra de una letra que nos hace pensar en una especie de Apocalipsis que llega justo el día que estamos lejos de nuestros seres queridos. Sin duda un inicio bastante dramático que da lugar a “Cruel” una canción para todos los tipos despreocupados a los que les vale madres todo menos lo que ellos quieren y se acompaña de una melodía más rockera con tantos ritmos que me hace querer bailar como si estuviera poseída o en algún tipo de ceremonia con chamanes.

“Azul” es la ganadora a canción del año, por un lado nos invita a creer e imaginar las cosas como cuando éramos niños y por el otro es como si nos dijera que no debemos convertirnos en adultos serios que no creen en nada, al final todo es una batalla interminable entre madurar o no que también está presenté en la forma de movernos en la pista.

“Cretino” va dedicada a todos esos seres odiosos que tenemos que aguantar en la escuela, el trabajo o en cualquier lugar, aquellos que traicionaríamos fácilmente y no damos un peso por ellos. Ya me imagino en una fiesta cantándola cual karaoke con todos tus amigos mientras se miran sabiendo que todos se la cantan a la misma persona. Es inevitable no aprendérsela el coro “dime donde estas, que te están buscando por cobarde, si te veo pasar, les diré donde encontrarte”…

“Truco” es la canción que toda banda necesita, aquella en la que ellos mismos se dan ánimo mientras se imaginan todo lo que pueden lograr. En ella le hablan a truco, el baterista, de todos los sueños que tienen como dar la vuelta al mundo con su música. No es una casualidad que la batería en esta canción toma un papel más importante de lo que ya tiene en todo el disco, suena más salvaje y descontrolada de lo normal.

Y hablando de dar la vuelta al mundo o a otros planetas nos presentan “Berlín” que me recuerda a esas ganas que todos hemos tenido de escaparnos con alguna persona sin importar nada más que la compañía del otro. Esta canción fue la primera que la banda dio a conocer y si pones atención a la música suena como si realmente estuvieras viajando.

“Químicos” es posiblemente mi favorita del disco, debo admitir que fue la canción que más veces escuche y no dejaba de cantar “no es lo que crees, son solo químicos, se mueven rápido y me hacen perder la calma. Voy al revés, me muevo en círculos, muy poco lógicos, que te hacen perder la calma”. Que mejor que defenderte de todo lo que haces culpando a esos químicos dentro de tu cabeza mientras vives en una fiesta eterna a la orilla de la playa.

Ya casi para el final llega “Color” que me recuerda a esos amores inocentes de escuela en los que salir tomados de la mano a dar un paseo por la ciudad era uno de nuestros sueños más románticos.

Finalmente llega “Sur” el lado opuesto al nombre del disco y es totalmente diferente a todas las demás, según Santiago, vocalista de La LJ, te hace sentir “Como una “tristeza feliz” por algo que terminó”. Obviamente es una clara referencia a todo el trabajo del disco, el nombre es con lo que nos dicen que han llegado a la parte final de este viaje, esa tristeza feliz es lo que sientes cuando algo acaba pero ese fin te traerá miles de cosas buenas.

Nota: Para todos los que quieran coverear alguna canción, Little Jesus nos regala los acordes de todo el disco en su página oficial, en donde también podemos escuchar el disco completo.