La Política de pueblo son todas aquellas decisiones  y programas sociales que por años de inamovible y anacrónica estrategia, han hecho de un municipio de poca importancia, un lugar donde las fábulas de corrupción y enriquecimiento ilícito superan por mucho el imaginario colectivo. Estos municipios olvidados se multiplican y pierden en  la geografía y extensión del territorio mexicano, propiciando que la “Política de pueblo” se haya convertido en una  política gubernamental de facto.
 

En el municipio de Capulhuac, región productora de barbacoa en el Estado de México, el gobernador Eruviel Ávila dio a conocer que se construirá el Centro de Investigación e Innovación de Alimentos y Productos Cárnicos o “La Universidad de la Barbacoa”, como él misma la bautizó, con una inversión de más de 47 millones de pesos.

Con este proyecto se buscan impulsar proyectos productivos relacionados principalmente con la venta y distribución de barbacoa.

La ‘Universidad de la Barbacoa” aquí en Capulhuac, será una realidad; ya tenemos recursos gracias al Conacyt, gracias al apoyo de la Cámara de Diputados, del Gobierno del Estado de México, y en esta universidad la idea es que se puedan implementar, se pueda capacitar, se puedan impulsar proyectos productivos, por ejemplo para enlatar, para empaquetar barbacoa, para poderla vender al interior de la República, para poderla vender, inclusive, fuera del país”, señaló el mandatario mexiquense.

Noticia Vía

***

Del recetario del Dinosaurio

*Coloque en un molcajete enorme y con forma de puerquito a la población del Estado de México que es víctima de la delincuencia

*Vierta una cucharada enorme de corrupción, bata hasta incorporar  pobreza e inequidad

*Agregue una pisca de ingobernabilidad y deje reposar la mezcla.

*Una ves que haya reposado la mezcla, esperamos  que un pendejo bata nuestro amasijo  por 6 años y voilà, la Universidad de la barbacoa esta lista.

Felicidades Eruviel Ávila, por ser el artífice y la cocinera de una política de progreso y educación que se asemeja a un mal chiste contado durante un funeral.

***

 A eso que los políticos  llaman en sus discursos  “enormes contrastes” la gente que vive en la realidad lo llama inequidad,  e injusticia social. La clase política utiliza esas palabras como  clave y  excusa al no saber como explicar la riqueza de unos cuantos  y la carencia de miles.

 El Estado de México es la entidad federativa con mayor desigualdad en el país, el 43.7% de la población es pobre. Esto quiere decir que esa población tiene al menos una carencia social, educativa, de salud, de seguridad social, de vivienda, de alimentación y que además tiene un ingreso insuficiente para poder satisfacer sus necesidades.

En ultimas fechas, la mentira y la teatralidad en los actos y discursos políticos  han hecho florecer a los  idiotas que se esconden bajo una corbata y el manto del poder.

El rezago como una política gubernamental.

¿Por qué mientras los hijos de los políticos estudian en colegios exclusivos donde ven la homosexualidad como una enfermedad que tiene cura (¿pagan por aprender semejantes pendejadas?), a una comunidad (Capulhuac) la educan para vender barbacoa por el resto de su vida?

Mientras la tendencia mundial de alimentación se encamina hacia una vida más saludable y la eliminación de productos cárnicos en la dieta diaria, la política de desarrollo e innovación de  nuestros gobernantes obedece a una pintoresca idea y una chispa de humor chovinista.

¿Por qué no crear la universidad de los tacos de canasta, la universidad de las carnitas o de las tortas gigantes? No cabe duda, el Estado de México está entrando en la era del progreso y la modernidad.

Texto: Noé Canales.