Tlatelolco, CD de México. –El pasado 8 de Febrero se realizó la primera edición del Beat All Juice Fest en el Centro de Convenciones Tlatelolco. Los protagonistas del evento fueron de diferentes generos, para ofrecer una diversidad musical muy sabrosona a todos los espectadores, juntando una mezcla de sonidos como el surf, el rock y el hip hop; Fango y Chio San (DJ Set Austin TV), Cocktail Twist, Banda Bastón, Silverio y HIPERBOREAL de Nortec Collective, fueron los protagonistas del evento, que a demás de regalarnos un rato de escuchar buena música y hechar un poco de desmadre, se unieron a Beat All Juice Fest para una buena causa “el dinero recaudado será donado para los adultos de la tercera edad”

Eran las 7:30pm cuando inició el festival, los primeros en poner el ritmo fueron Fango y Chio San (DJ Set Austin TV). Solo necesitaron un par de máscaras y un par de chelas para hacer unas mezclas casi perfectas que hacían bailar al poco público puntual que ya estaba en el Centro de Convenciones Tlatelolco. Después de unos movimientos de pies muy coquetos, Fango y Chio se despidieron para abrirle cancha a Cocktail Twist.

Un platillo con un sabor muy exótico es la propuesta que presentó Cocktail Twist, combinando condimentos como el sufr, el rockabilly, el twist, el agogo y el ska, que al ser mezclados nos hizó explotar de energía a todos los presentes, dejándonos con un buen sabor de boca que nos hizo perder la timidez y empezar a bailar y comenzar los primeros vislumbres de slam .

Después del baile, viene la calma.

Después del bailongo que nos hechamos con el DJ Set de Austin TV y los Cocktail Twist, fue el momento de concentrar todo el movimiento y energía que teníamos y transportarlos a la cabeza -al brazo derecho también-, llegó la hora de presenciar el hip-hop de Banda Bastón. Y a pesar del inscidente que hubo por parte del ingeniero de audio -no estaban listos los pinches micrófonos-, todos movíamos nuestra cabeza adentale y atras y levantamos el brazo derecho para moverlo igual durante su actuación que resulto bien lograda. Llegó el momento de ceder el escenario a los surfistas más buena onda de Guerrero, Lost Acapulco; pero Zupreeme y Muelas de Gallo (Banda Baston) no se podían despedir sin antes tirarnos un “Me Gustas” para terminar y despedirse con esta rola

Ya estábamos ansiosos por olvidar el romanticismo y empezar con el Reverendo desmadre. Tocó el turno de ver a Lost Acapulco en el escenario y como cada presentación que nos han regalado, esta también fue estupenda. Invitar a un amigo al escenario debe ser una sensación única para el invitado y los anfitriones, así que Warpig presentó al compañero de Lost Acapulco por esa noche, su invitado especial, Dr. Shenka de Panteón Rococo -obviamente el público enloqueció y no paro de mover los pies-. Después de tocar unas rolas en dueto –Lost Acapulco y Dr. Shenka-, se despidieron. “Otra, otra, otra” – gritaba el público, y así como se despidieron, así regresaron; juntos. “Cojamos ya” y olvidemos el romance.

 

-¡Para esto pagaron, puro perfil griego!-. A nosotros los aborigenes, Silverio nos brindó pura elegancia musical.

Me dí un break necesario y fuí al baño y cuando salí ya estaba el set de Silverio y su mismisima majestad imperial en el escenario. Con una mesa que en luces rojas decían “Silverio”, un par de torretas en la parte de arriba, una tornas, un micrófono, una peluca y un traje azul rey, describían por sí solas toda la elegancia musical de su majestad imperial. Su baile, sus mezclas, pero sobre, todo su manera de valerle verga el momento, es lo que ha caracterizado a Silverio. Ha criado a un público que le pinta huevos, que le pinta dedo, que le grita groserías y que le avienta basura, en manera de adulación; también lo ha criado para que pierda sensibilidad y si les grita “aborijenes”, “valen verga” y “chinguen a su madre”, no se ofendan. En esta ocación le tocó un gargajo a un espectador que estaba muy cerca al escenario y que con unos magníficos reflejos de jedi, mi colega alcanzó a esquivar. Terminó en calzones y sacandose los huevos por un lado de truza, contestandó el grito de una muchachita: -¿Qué, princesa? ¿qué quieres que te coja? No, pues va a estar cabrón. Una mezcla lenta se escuchaba de fondo mientras que su majestad imperial se ponía de nuevo su traje azul rey, esta vez al reves, justificandose y diciendo que “la elegancia se lleva por dentro”.

La gente empezó a correr cuando HIPERBOREAL de Nortec Collective tocó el escenario, en realidad ya era muy poca la gente que quedaba presente y sobria. Muchos bailaban al ritmo de los beats norteños que sonaban a la 1:15 de la mañana, yo ya no podía más; entre hambre, cansancio y sueño, di mis últimos disparos y me retire del Centro de Convenciones Tlatelolco, antes de ver el cierre de esta bandota.