Cuautitlán Izcalli- municipio donde se encuentra el Manchester Pub, lugar que terminó siendo un lugar con más de 100 cabrones bien prendidos con el Buffet de los Beats, y es que el pasado 30 de Noviembre se armó un pachangón, con el motivo del lanzamiento de Yes I Dude! (YID!) -un colectivo que busca apoyar y promover a los nuevos artistas: músicos, fotógrafos, ilustradores, etc.-.

El lugar estaba atascadísimo. Cuando llegué GYF Noise se estaba alistando para subir al escenario. Integrada por Guz, Yet y Fer, es una banda que derrocha energía y hecha mucho desmadre en el escenario, con influencias variadas -desde el Happy Punk hasta el Ska- hacen que el sonido de cada canción suene muy diferente entre sí, pero sin dejar de lado ese toque que los identifica como banda.

Siguió Fury Waves, -esta banda me recordó mucho a Los Niños de Cobre– integrada por Joe Vincent en la guitarra y Max Vincent en la batería. Me llamó la atención lo parecido que suena a Los Niños de Cobre -no se si tenga algo que ver que sea la misma alineación- pero me encantó. Una guitarra furiosa y una batería muy escandalosa nos hicieron mover la melena esa noche.

Ilustraciones hasta el fondo a la derecha y a esta hora, el Manchester ya parecía metro en hora pico (pero éste no olía tan gacho). Alrededor de todo el lugar se estaban exhibiendo las ilustraciones del artista Alan Daniel -hasta en “sala de espera” del baño había una que otra ilustración-. Alan Daniel fue el artista ilustrador que expuso esa noche. Con un estilo surrealista y con una técnica en blanco y negro, hizo resaltar las paredes del lugar.

Finalmente llegó la hora de escuchar y bailar al ritmo de los beats más sabrosos. Beat Buffet, una banda originaria del DF, se presentaron en su versión de Dj’s. Raúl y Pablo fueron suficientes elementos para hacer de esa noche, una fiesta tremenda.

Mezclas que nos hacían bailar y cantar y una cumbia sintetizador de “El genero romántico” de Sonido San Francisco que estuvo presente esa noche. “Juegue”, “La extensión”, “Tu lo tienes todo” y “La vegetariana” fueron las canciones originales de Beat Buffet que no faltaron. Después de aproximadamente 1 hora y media de jugar con los géneros musicales y los ritmos, Beat Buffet se tenía que despedir y mientras lo hacían, el público seguía bailando y brincando al ritmo de “Paper Planes” de M.I.A. Eran las 2 am y Beat Buffet ya había terminado; no todos aguantaron, -el lugar ya no estaba tan lleno- la banda estaba sudada, borracha, cansada pero bien bailada. Cuautitlán Izcalli los recibió muy bien: bailando, cantando y brincando al ritmo de su Buffet de Beats.

Conoce más de Beat Buffet, dando clic aquí.

Texto por: Jaqueline Mendieta
Fotografías por: Gabriel Mendieta y Jaqueline Mendieta