En Revolta no creemos en el copy/paste de contenidos, sin embargo creemos en la comunión de esfuerzos, es por eso que hemos decidido presentar un proyecto que recolecta las experiencias de artistas urbanos que deambulan por las calles en busca de inspiración. El proyecto “Art360” producido por AlohaPEOPLE”, muestra cómo cada individuo puede ser artista de su propia vida, siempre que esté dispuesto a descubrir hasta dónde lo pueden llevar sus sueños.

El exceso en cada fotografía es lo que le da el nombre: Fershow Escárcega; su especialidad: crear todo un mundo en un espacio visual de sólo 35 mm. La cotidianidad se mezcla en su vida al lado de las fantasías más naturales de los seres humanos. Claro, una que otra despistada extrañeza, se mete de vez en cuando a fotos para darle un toque muy divertido a su trabajo.

Fiel creyente de que la foto como documento histórico revolucionó hace mucho tiempo, la considera más que un medio; más que sólo registro… es la expresión del artista, es la obra por sí misma y Fershow ha conseguido apropiarse de esto para crear mundos, proyectos y fantasías personales.

Fernando Escárcega es un artista y también un promotor cultural. En el 2011 fue becario del FONCA en el área de Jóvenes creadores; fue seleccionado en el festival Close Up Vallarta y participó en la segunda temporada de ArteShck en TV-UNAM pero los sueños y los proyectos no concluyen aquí. Hay todavía un sinfín de paisajes, retratos y visiones que quiere congelar.

La búsqueda de dar un sentido diferente a la cotidianeidad es la bandera de su trabajo; la creatividad el proceso y la ruptura de esquemas, el vínculo de artista. Crea el espacio, su estilo de vida, sus personajes, un escenario…

Al ver sus obras tienes dos opciones: o quedas fascinado o quedas perturbado. No hay más que negro o blanco sin que ninguno de ellos signifique bueno o malo. El propósito de toda obra artística es provocar un sentimiento, reconocimiento o relación, Las fotografías de Fershow definitivamente provocarán algo en ti. Sin dudar el “qué es” se te queda como introspección de ti mismo.

Su trabajo está cargado de ironía, color, movimiento todo contextualizando… o mejor dicho descontextualizando al ser humano común. Un anclaje: la realidad.