¡Año nuevo, vida nueva! La Estúpida Lluvia de Ideas llega renovada y recargada. Igual de divertida, irreverente y sin sentido pero con un sabor más sabrosón para hacerte perder tu dichoso y valiosísimo tiempo que seguramente dices tener destinado para hacer cosas de suma importancia. La Estúpida Lluvia de Ideas se pone a analizar a tus personajes favoritos de los detalles más pendejos e insignificantes -aunque unos más que otros- que te puedas imaginar. Así que sigue leyendo, porque el protagonista de hoy es…

¡Qué difícil debe ser tener una banda! Porque las groupies, el sexo y las drogas son lo más superficial pero lo demás sí que está cabrón. Cuando era morrilla me gustaba mover la melena al escuchar las viejas buenas de Blink 182, como “Dammit”, “All The Small Things” o “What’s My Age Again?”, esas eran rolas que me hacían pensar que aquel trió que tocaba lo que realmente les gustaba y que les valía madre el “qué dirán”. Sonaban en conjunto y bien bonito… ¿quién imaginaría que 15 años después armarían un dramón tipo Laura en América -yo no dije eso-.

A ver, ¿por dónde empiezo? En Octubre, Tom DeLonge anunció con singular alegría que la banda estaría activa otra vez y que tendríamos que estar listos para el verano de este año, ya que el trío californiano prepararía un nuevo material discográfico. Pero ¡oh sorpresa! que nos llevamos la semana pasada, DeLonge se va de la banda o lo sacan ¿o se va? o ¿si lo sacarón? En fin, el trio ya no será la alineación a la que estábamos acostumbrados, pues Mark Hoppus y Travis Barker seguirán con el proyecto con o sin DeLonge.

Pero yo me pregunto, ¿era necesario tanto drama? No estoy de lado de ningún bando, es más, ni sé quién dice la verdad. El desinterés de DeLonge se escucha igual de verdadero que la ogetes de Hoppus y Barker. En realidad sólo ellos saben lo que pasó en realidad. A lo que quiero llegar es que se me hizo una exageración todo el desmadre que armaron sólo para anunciar la salida de DeLonge -o la patada en las bolas que le dieron sus ex compañeros-.

Nunca lo imaginé de estos güeyes, pensé que era una banda más sincera, auténtica y que no se andaba con rodeos, igual no estoy del todo decepcionada, cuando salga el nuevo material de Hoppus y Barker lo voy a escuchar y tal vez me agrade; sólo que esas niñerías no las esperaba de Blink.

blink182

O tú, ¿qué piensas? ¿crees que alguien tenga la razón? ¿fue necesario todo el drama? ó ¿lo estoy haciendo más grande de lo que parece? Pues total, al rato se arreglan, se besan sus pipis y vuelven a hacer un disco juntos y tal vez una gira también.